Nuestro Hogar

Abril 4, 2016

PORQUE EXISTIMOS

Mirando la pobreza extrema que nos rodea, el impulso del corazón nos inspira a hacer algo para ayudar, pero la inmensidad del drama nos hace sentir impotentes para esta tarea sobrehumana…y ‘limita’ nuestro deseo. Hay miles de niños necesitados que, por juego del destino, nacieron en una familia pobre, desplazada y/o violenta, sacrificando su niñez en el terrible ambiente que los rodea.

Queremos ser y hacer la diferencia en sus jóvenes vidas, forjar personas con la moralidad como base para que, desde ahí, ellos mismos (y con nuestra permanente guía) puedan construir un futuro glorioso y feliz.

Es así como nuestro aporte como Fundación tiene como objetivo proteger e impulsar a niños y niñas desescolarizados, en riesgo de abuso o explotación sexual, con problemas de nutrición y salud, carentes de afecto y víctimas de maltrato físico y psicológico, creando para ellos las condiciones ideales para asegurarles un mejor futuro y que no repitan el círculo vicioso de sus padres y familiares.

Nuestro Hogar 1


PERFIL DE LOS NIÑOS

Cuando una madre nos llama, informada por alguien —normalmente la madre de uno de los niños que ya está en el Hogar– se toman los datos para verificar principalmente el sector donde residen, la edad del niño y cantidad de hijos. Si aplica, se hace una visita domiciliaria para reconfirmar que el niño vive en extrema pobreza o en condiciones altamente vulnerables. En general, las familias son desplazadas del campo, minorías étnicas o pobres por generaciones, que residen en sectores deprimidos por la miseria, la violencia callejera e intra-familiar, el vicio, las bandas…

Para ser más efectivos en la intervención de sus patrones de comportamiento, recibimos a los niños entre 2 y 4 años de edad. Esto también elimina o disminuye la posibilidad de que vean, oigan o protagonicen eventos que los marquen negativamente para el resto de sus vidas.

Nuestro Hogar 2

COMO LO HACEMOS

Traemos los niños a Babanagar donde viven en una gran casa, limpia y organizada, en contacto con una naturaleza sin contaminar, animales en estado libre y ambiente familiar con mucho amor y respeto. La alimentación es sana, balanceada y abundante, ideal para niños que llegan en algún grado de desnutrición y jóvenes en crecimiento.

Además de las clases de la educación formal obligatoria, se les enseña y fomenta valores dentro del marco de la Educación Neo-Humanista. Entre muchas otras, aprenden que, excepto artículos estrictamente personales, todo es de todos, así que, desde pequeños, entienden que deben cuidar todo pero no deben apegarse a nada, que deben compartir con los demás, y que dar es más importante que recibir.

Para llevar a cabo el proceso, el Hogar tiene una rutina bien diseñada que define el tiempo para la alimentación, el aprendizaje, las responsabilidades, la diversión y el descanso, lo que facilita la formación de los niños y la labor de voluntarios y empleados.

Los niños están con nosotros desde los lunes muy temprano en la mañana hasta los viernes muy tarde, cuando regresan a sus casas, ya que queremos que no pierdan el contacto con su familia y así también extender lo bien aprendido en Babanagar.

zonas verdes - clase de musica Babanagar

LOS RESULTADOS

Niños y niñas transformados de agresivos, temerosos y tristes a personitas alegres, afectuosas, deseosas de compartir para que sean la semilla de ciudadanos de bien, honestos, responsables, solidarios y, sobretodo, felices.

Chicos y chicas que tendrán las herramientas emocionales y de aptitud para poder enfrentar exitosamente las dificultades que la vida se encarga de poner en el camino de todos. Con una gran capacidad para soñar y perseguir sus sueños en beneficio no solo de ellos si no también de otros.

Algunos además, lograrán también un título de estudios o aprenderán un oficio honesto que les permitirá tener una vida diferente a la de sus familiares y vecinos, rompiendo así con el círculo vicioso que estaban destinados a perpetuar.

Personas de bien para nuestra sociedad, honestas, generosas y felices, que serán los pioneros de un nuevo destino para sus generaciones venideras, sin olvidar de donde vinieron y con la propensión a ayudar a los demás a mejorar sus vidas.

Si tenemos éxito, se convertirán en personas de bien incidiendo en sus familias en primera instancia y luego en sus comunidades, aportando su granito de arena a la renovación de esta sociedad en decadencia…

Creemos que el trabajo con estos niños y niñas no solo repercutirá en sus familias paulatinamente, si no que en el futuro podrían determinar un cambio radical en las personas cercanas y en sus comunidades.

mision y vision1